No sólo bajaron los pumas: avistan Cóndores en la cima del Cerro Renca

El caso del Puma que recorrió Vitacura y Providencia a principios de esta semana nos recordó lo imponente y bella que es la naturaleza amenazada.

Sorpresa causó entre los pocos afortunados que recorrían este miércoles el Cerro Renca el avistamiento de dos Cóndores, uno de los cuales se acercó a la cima. Esta particular visita ocurrió el mismo día en que por las calles de Vitacura y Providencia circuló un joven puma que ya fue devuelto a su hábitat.


Las imágenes se viralizaron en grupos de vecinos en Facebook y se suman a otros registros de distintas partes del mundo en que animales regresan a “ocupar” las ciudades, en momentos en que casi la mitad de la población mundial se encuentra en aislamiento.


foto: Renca Nativa


Kelly y su pareja, ambos vecinos de la comuna, se encontraron con esta grata sorpresa. “Subimos desde el sector Angamos, vimos dos aves a gran altura pero luego los perdimos de vista. En ese momento no imaginamos de que se trataba”, comentaron a El Radar Renca.


Al llegar a la cuz, sin embargo, no quedaron dudas que estaban ante una experiencia fuera de lo común. “Estábamos tomando algunas fotos en la cima, tomando un descanso antes de volver a la casa. En eso miramos hacia arriba y vemos que pasa rápido un Cóndor a no más de 20 o 25 metros, para luego perderse en dirección hacia los cerros de más al norte. Fue espectacular”, concluyó Kelly.


Un lugar privilegiado


Para Alexis Ceballos de ONG Renca Nativa, no se trata de un avistamiento anómalo, pero sí hacen un llamado a la comunidad a conocer más a estas especies, y a no interferir con su hábitat natural.


¿Cómo se explica que este tipo de aves se alejen tanto de lo que podríamos suponer que es su hábitat natural? En este caso las altas cumbres cordilleranas.


No es que se alejen, estos lugares están dentro de su desplazamiento habitual. Los cerros isla de la región metropolitana cumplen el rol de corredores biológicos entre ambas cordilleras. Los cóndores transitan frecuentemente por estos lugares aprovechando las corrientes térmicas cálidas, que les permiten planear con sus grandes alas sin gastar tanta energía.


Cóndor hembra avistado este miércoles. Gentileza Kelly Quijada.


¿Es decir, los cerros de Renca les sirven como escala en sus desplazamientos, más que como un lugar para vivir?


Nunca los hemos visto alimentarse en nuestros cerros, por lo que estos solo serían sitios de tránsito. Por otra parte, debemos considerar que ahora las personas tienen mejores herramientas para registrar y obtener información sobre las aves, por lo que la frecuencia de avistamientos aumenta. Es más, si tienen buen ojo desde cualquier punto cerca del cerro es posible ver aves en el cerro. Generalmente se observan entre el mediodia y las 4 de la tarde, más o menos.


¿Que acciones puede tomar la comunidad para proteger y no interferir la vida natural de esta y otras especies que transitan y viven en el cerro?

Lo primero es ayudar a difundir la gran diversidad de especies que habitan acá y en otras cotas de la región. Nosotros en Renca Nativa, por ejemplo, lo hacemos mediante fotografías que reflejen la belleza y dinámicas del entorno natural. A esto hay que sumarle una fuente campaña de información que permita a la comunidad conocer a las especies, de forma que se evite afectarlas.


En los cerros de Renca también pueden encontrarse otros tipos de aves rapaces, como las Águilas. Gentileza Renca Nativa.




Acerca del autor

+ posts

Fotógrafo periodístico profesional